3.

NO MÁS REPARTIJA DE CARGOS. Y PUNTO.

En octubre y noviembre votaste según tu preferencia partidaria. Porque cómo manejar la economía, la educación y la salud son cosas que tienen que ver con las ideas que defiende cada partido. Pero si ahora lo que tenemos que decidir es qué hacer con la basura, la mugre, la oscuridad, el desorden en el tránsito y la ineficiencia del transporte, todo eso, ¿qué tiene que ver con la izquierda y la derecha?
Yo soy el candidato independiente del Partido de la Concertación. ¿Qué significa eso? Que no tengo las manos atadas. Que puedo designar de verdad a los mejores para los cargos, sin importar de qué partido provengan. Cuando tenga que elegir a los directores de cada área, no voy a mirar si tienen la camiseta colorada, blanca, frenteamplista, independiente o ecologista. Voy a elegir a los mejores. Y les voy a exigir resultados de gestión. Encima de sus camisetas partidarias, todos se van a poner la camiseta de Montevideo.
Terminá con la repartija de cargos por cuota política.