4.

NO MÁS IMPUESTOS SIN OBRAS. Y PUNTO.

La gente se pregunta adónde van los impuestos que paga. Adónde van si las últimas grandes obras que se hicieron en Montevideo son de 1930. Si lo único que hicieron fue el Corredor Garzón, a un costo de 100 millones de dólares, y ya conocemos el resultado. Yo me pregunto: ¿es tan difícil agilitar el tránsito de Avenida Italia, ensanchándola y achicando el cantero central? ¿Vamos a seguir tirando la plata adentro de agujeros negros, en vez de invertirla en obras que faciliten la vida de los montevideanos?
A vos te exigen pagar: vos tenés que exigir obras.
Ponele fin al despilfarro inútil.