1.

NO MÁS DESPILFARRO. Y PUNTO.

Por el momento, no vamos a prometer trenes eléctricos, subtes o cualquier otra obra que signifique inversiones multimillonarias, cuando sabemos que nos dejan la Intendencia con un déficit descomunal. Lo primero que vamos a hacer es revisar los números, poner la casa en orden y cuidar peso a peso de los montevideanos.
Montevideo no precisa más políticos que prometan imposibles y sigan despilfarrando la plata que ponemos todos. Necesita un administrador que trabaje en serio.
No te dejes volver a engañar.