6.

NO MÁS DAR LA ESPALDA AL DEPORTE. Y PUNTO.

La Intendencia se ha olvidado del desarrollo del deporte en toda la ciudad. No hay lugares para que los niños y jóvenes puedan hacer deportes gratis.
¿Es tan difícil y tan caro hacer canchitas de fútbol en terrenos vacíos de barrios y asentamientos? Es más que fútbol. Es la oportunidad de sacar los chiquilines de la calle, que tengan un lugar de encuentro, de diversión y de aprendizaje a convivir bajo reglas justas, que premian el talento, el esfuerzo y el trabajo en equipo.
Ganales a los que dicen que no se puede hacer nada.